Posteado por: JJMercado | octubre 13, 2008

LOS DIGNOS

La señora Botella y el señor Gallardón se reunieron el otro día y se decidieron a limpiar el centro de Madrid de hombres anuncio, a fijar el tamaño de las cruces de farmacia, a determinar la intensidad lumínica de los anuncion publicitarios y a prohibir el reparto de propaganda y flyers de discoteca por las calles. Y lo hicieron, la señora Botella y el señor Gallardón, en base a los respetabilísimos criterios de la dignidad tanto de las personas como de la ciudad.

No se puede consentir, dicen, que campen a sus anchas por los madriles la vejación, el forzamiento y la degradación de los ciudadanos. Ante situaciones como estas, ante tamañas injusticias, la señora Botella y el señor Gallardón, dieron vueltas en cualquiera de los lujosos salones de su nueva mansión de la Plaza de Cibeles para salir, antifaz y mallas puestas, a libertar a los necesitados.

Lástima que se les pasara, a la dignísima señora Botella y al dignísimo señor Gallardón, la única manera de cumplir con sus propósitos, el único método eficaz para llevar a cabo una intervención feliz: acabar con quien dedica sus días a vejar a los ciudadanos con sus caprichosos mandatos, a degradarles impidiéndoles ganarse la vida honradamente y forzándoles a la miseria vía robo o condena al paro eterno: dimitir ambos, o sea. Y dejarnos vivir en paz. Los dignos.

Anuncios

Responses

  1. Compro Oro!
    Que gran negocio.
    😉

  2. Y nos han dejado sin flyers… que es lo que más duele…jajaj


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: