Posteado por: JJMercado | noviembre 28, 2008

LOQUILLO Y SABINO CON LOSANTOS

Precisamente no hace muchos días que hablé de ellos al hilo del último libro de Sabino Mendez. Amos, Loquillo y Sabino, Sabino y Loquillo, fueron capaces de crear a lo largo de una década un buen puñado de canciones que están ya para siempre en el imaginario de la música española de calidad. Rock´n´roll Star, Cadillac Solitario, Por las calles de Madrid, Yo para ser feliz quiero un camión, El ritmo del garaje o El Rompeolas son pruebas evidentes de que se puede hacer rock en español a una altura impresionante. Mucho debrían aprender de ellos todos los modernillos melenudos que creyéndose los más duros del lugar, los más progres del reino, se refugian en un inglés macarrónico para ocultar las naderías que pueden ofrecer. Que aprendan de estos dos tipos que se liaron la manta a la cabeza en la Barcelona de finales de los 70 y desembarcaron al poco en Madrid estrenándose a navajazos en el mítico Rockola para iniciar un viaje por el lado salvaje de la vida que, drogas y alcoholes y dineros de por medio, llegó a su fin en el 89. Años después, cuando el Loco tuvo la oportunidad de cerrar su ciclo con los Trogloditas siendo elegido como telonero de los Roling, levantó el teléfono e hizo que ambos se reunieran de nuevo en el escenario. Se retomó de nuevo una amistad de la que muchos nos seguimos beneficiando con canciones como las de Balmoral, último trabajo de Loquillo.

Hace tiempo le dediqué el soneto “Rock and roll actitud 

Has vestido de cuero la poesía,
de antorchas de neón el alma oscura
de la gente que a gritos te pedía
cambiar su calma gris por tu locura.
 
Clavándole guitarras al olvido,
plantándole adjetivos al cemento,
descubriste que el único argumento
era poder cantar haber vivido.
 
Qué rock´nd roll star, qué voz en vena,
qué trena sin barrotes ni candados,
qué dandy sin reloj, qué ardor, qué almena
 
con arqueros la paz de tu flequillo,
qué libertad,  qué tristes los soldados,
qué Cadillac tan sólo, qué Loquillo.

  

Ayer, Federico Jiménez Losantos los tuvo en su programa.

 

Anuncios

Responses

  1. Loquillo era el artista del escenario (lo cual tiene su profundidad, pese a ser aparente) y Sabino el de la letra y la música.

    Ya a Sabino se le veía desde hace tiempo, que escribía columnas en La Razón, que no simpatizaba mucho con el progresismo políticamente correcto y fatalmente extendido en el mundo de la “kulstura”. De hecho escribe muy bien, y, lo que está por detrás, piensa bien.

  2. […] socialdemócrata, intervencionista y muy liberticida. El único que apunta en esta dirección es Sabino Méndez, que se lamenta por no tener un texto constitucional a la americana, breve, conciso, estable en lo […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: